Miedos y dudas a la hora de pensar en un trasplante capilar

Home / Blog / Miedos y dudas a la hora de pensar en un trasplante capilar

Miedos más frecuentes a la hora de hacer un trasplante capilar

Tomar la decisión de hacerse un trasplante capilar requiere mucha meditación y genera, en aquellas personas que se deciden a ponerse manos a la obra, una serie de miedos, aunque advertimos desde ahora que la mayoría son infundados.

Aún hay mucho desconocimiento y falsos mitos que llenan páginas de internet y abren muchos telediarios. Trataremos, en este artículo, de solucionar las dudas y miedos más frecuentes con los que se encuentran muchas personas antes de someterse al trasplante. Esperamos que, tras su lectura, queden anulados todos tus miedos.

Para comenzar, deberías saber que los trasplantes capilares llevan más de 30 años practicándose y, hoy en día, se ha popularizado por el ajuste de su precio. Turquía se ha convertido en el destino principal para los trasplantes capilares y, el motivo, no es otro que su experiencia y tradición, así como los precios ajustados que ofrecen a sus pacientes.
No permitas que te cuenten que los trasplantes capilares son baratos en Turquía, porque no tienen experiencia o no disponen de instalaciones de última generación. ¡Todo lo contrario! En Turquía se cuenta con un personal que destaca por su alta cualificación con la tecnología más avanzada. Y sí, se trata de una intervención quirúrgica con algunos riesgos, pero eligiendo la clínica adecuada estos son mínimos y están siempre controlados.

En la actualidad se pueden encontrar aún muchos falsos mitos sobre los trasplantes capilares que en MicroFUE ya hemos ido desmontando en varios artículos precedentes. Sin embargo, en este artículo nos centramos en los miedos, que son un sentimiento muy normal cuando nos enfrentamos a algo desconocido… Y, hay que admitirlo, someterse a un trasplante capilar no es tan habitual como ir a comer a una hamburguesería. Requiere de un conocimiento de lo que vamos a hacer y de los pasos que debemos seguir.

Miedos y dudas a la hora de pensar en un trasplante capilar

Miedos más comunes cuando te vas a hacer un injerto capilar

Los especialistas en realizar un injerto capilar, afirman que todos los pacientes llegan a las consultas con conocimientos erróneos sacados de cualquier sitio. Totalmente desinformados y con muchos miedos. Teorías inventadas y absurdas que circulan por las redes y que tienen claros fines mercantilistas.

  • Uno de los miedos más frecuentes que tienen los pacientes que se van a someter a un injerto capilar es si, por su edad, el procedimiento ya no tiene garantía. La edad, no es ningún obstáculo para realizar un injerto. Debemos dejarlo claro. Mientras el paciente tenga salud y una buena zona de donante, tanto en cantidad como en calidad, es posible. Desde los 18 a los 90 años. (Recientemente tuvimos un paciente que se sometió al trasplante capilar con 83 años).
  • Otro de los miedos con los que llegan los pacientes es las opiniones que han leído sobre la mejor técnica para realizar el injerto. Lo importante es que acuda a un buen profesional, a una clínica que le oriente y dejar siempre estas decisiones en manos de los profesionales. La técnica FUE es, sin lugar a dudas, la más avanzada y la que, en la actualidad, ofrece los mejores resultados.
  • Pero, en cualquier caso, uno de los miedos más habituales de los pacientes que llegan a las clínicas para hacerse un injerto capilar, está relacionado con el tema del dolor. Lo primero que debe saber el futuro paciente, es que las intervenciones se hacen en un quirófano, por médicos, y que toda la intervención se realiza bajo anestesia local. Tras la intervención es normal que sienta ligeras molestias, pero un dolor muy tratable con analgésicos.
  • A muchos de los pacientes que se realizan un injerto capilar les han contado que tras la intervención su vida social o deportiva termina para siempre. No es cierto. Puedes reincorporarte a tu vida normal a las 48 horas y, para realizar deporte o movimientos más bruscos, recomendamos esperar solo un mes.

Otros miedos habituales antes de hacer injertos capilares

  • Aunque pueda resultar extraño, muchos pacientes tienen miedo a que el resultado de los injertos capilares no sea natural. Deben estar tranquilos, se hace con su propio pelo y se plantea un diseño que vaya acorde con su edad, la forma de su cabeza, su músculo facial y el pelo.
  • También acuden a las consultas con el miedo a que, una vez hechos los injertos capilares, el pelo pueda ser rechazado. Aquí también les decimos que esto no es posible. El trasplante capilar es un tipo de trasplante autólogo, que procede del propio paciente. En realidad, se trata de una “reubicación” de su propio pelo que se ha obtenido de la parte lateral o posterior, el cual es un pelo programado genéticamente para crecer y no caerse durante gran parte de la vida.
  • Hay pacientes que llegan a las consultas, antes de decidir hacerse injertos capilares, con la idea de que el pelo tardará años en mostrar el resultado final. Esto también es falso. A partir de los 6 meses los primeros resultados ya son apreciables y a los 12 meses ya tendremos los resultados definitivos (en la zona de la coronilla, los resultados finales del trasplante capilar pueden retrasarse hasta los 18 meses).
  • Una da las cuestiones que más preocupa a los pacientes que nos consultan sobre el trasplante de pelo, es la idea de tener que hacer de por vida un cuidado o tratamiento especial. Es lógico. Tener que tomar un medicamento de manera habitual es farragoso. Sin embargo, es precisamente ésta la razón fundamental por la que nos sometemos a trasplantes capilares. Así, podemos asegurar que este es otro miedo infundado. Es el mismo pelo que tenías en otras partes de tu cabeza. El cuidado, por lo tanto, deberá ser el mismo que hacías antes.
  • Por último, otro miedo muy frecuente es que el pelo trasplantado se acabe cayendo como sucedió con el que estaba en la zona antes del trasplante. Hay que tener en cuenta aquí que el pelo que se trasplanta no se cae, es un pelo situado en una zona en la que no existe calvicie. Se extrae de los laterales y la parte trasera de la cabeza donde siempre crece y nunca clarea ni escasea. Por lo que, este miedo está totalmente infundado. Si aún tienes algún miedo que no hayamos recopilado en este artículo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y consultarnos. Estamos para ayudarte, atenderte y hacer que recuperes tu cabellera.
WhatsApp Logo WhatsApp