Vitaminas

VITAMINAS: HAIR POWER BIOTIN Y HAIR POWER COMPLEX.

La alimentación juega un papel fundamental tanto para prevenir la caída del cabello como para lucir un pelo sano, fuerte y brillante. Una dosis diaria adecuada de vitaminas aporta los nutrientes necesarios para disfrutar de una piel y una masa capilar envidiable, previniendo el envejecimiento y paliando los efectos de la alopecia -sea genética o debida a algún problema coyuntural-, tanto en hombres como en mujeres.

No se trata solo de una cuestión de imagen, sino de salud. La mala alimentación y el consiguiente déficit de vitaminas inciden muy negativamente en el estado físico. La ingesta equilibrada de vitaminas produce efectos muy beneficiosos para nuestro organismo, entre los cuales se encuentra la mejora sustancial de la calidad de nuestro cabello. La salud capilar preocupa también a las mujeres que, a consecuencia del stress al que el hombre moderno está sometido, experimentan episodios alopécicos muy dolorosos que redundan en problemas de ansiedad, autoestima, etc…

Conviene incidir, por tanto, en las vitaminas cuyo consumo fomenta y favorece la correcta nutrición y el crecimiento de nuestro cabello:

  • VITAMINA A.

Su consumo adecuado previene problemas capilares como la caspa o el cabello reseco, y regula la producción de sebo. Resulta vital su presencia constante en nuestro organismo, a la que perjudica el tabaquismo o la administración de ciertos medicamentos, cuyos efectos colaterales pueden inhibir su absorción.

  • VITAMINA B6.

Nutriente vital para la producción de hemoglobina que conduce el oxígeno a las células corporales. Los alimentos ricos en B6 suelen contener altos niveles de proteína. Su consumo coadyuva al fortalecimiento del folículo piloso.

  • VITAMINA C.

Esencial para la producción de colágeno. Su carencia puede causar daños severos en el cabello y ocasionar su rotura y caída.

Está presente en pimientos rojos, mango y varios cítricos.

  • VITAMINA E.

Nutriente vital para la salud de la piel y del cabello. Responsable de aporte de sangre y de absorción de oxígeno por el cuero cabelludo.

Contienen vitamina E -entre otros alimentos- las almendras, los cereales y el aceite de maíz.

  • ÁCIDO FÓLICO.

Miembro del grupo vitamínico B, es esencial para la producción de glóbulos rojos.

Lo encontramos en col, guisantes, lentejas o papaya.

Del griego ´bios´– vida-, la vitamina por excelencia para el cuidado del cabello, podemos encontrarla en multitud de productos empleados en el ámbito de la salud capilar.

Su carencia es una de las principales causas de la caída del pelo y de la calvicie. No resulta fácil su absorción por vía tópica, por lo que se recomienda el consumo de suplementos – aunque la encontramos en alimentos como la yema de huevo-.

             SUPLEMENTOS VITAMÍNICOS RECOMENDADOS POR MICROFUE.

En consecuencia, sugerimos prestar especial cuidado a la alimentación. Una dieta equilibrada proporciona la dosis adecuada de vitaminas para conservar el cabello en buen estado.

En caso de carencias vitamínicas, proponemos el consumo de dos excelentes complejos vitamínicos:

Contiene:

Extracto de Serenoa Repens.

Extracto de Ginkgo Biloba.

Ácido fólico.

Biotina.

Queratina.

Ácido pantoténico.

Metionina.

Zinc.

Isoflavonas.

Consumir dos comprimidos al día, después de la comida.

Guardar en lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños.

En caso de embarazo o lactancia, consulte a su médico.

  • HP BIOTIN.

Biotina 10 mg.

Consumir medio comprimido al día, después de la comida. (5 mg)

Conservar en lugar fresco y seco, lejos del alcance de los niños.

En caso de embarazo o lactancia, consulte a su médico.

CAÍDA DEL CABELLO EN LAS MUJERES.

La pérdida de pelo suele resultar más traumática y dolorosa para las mujeres, sometidas histórica e injustamente a la dictadura de la imagen.

Los desequilibrios hormonales, las enfermedades o las carencias nutricionales se manifiestan a primera vista en piel, uñas y cabello.

Prestar atención a cualquier cambio que una mujer perciba en el crecimiento o calidad de su pelo es parte importante del cuidado personal.

Las causas de la alopecia femenina son múltiples: estrés, desequilibrios hormonales, cambios en el control hormonal de la natalidad, dietas de choque o de proteína líquida, deficiencias nutricionales o vitamínicas, alergias, tratamientos agresivos, pérdida de sangre, ansiedad, determinados medicamentos, otras enfermedades…

Antes de empezar la toma de cualquier medicamento o suplemento vitamínico, debe consultar con el especialista.

La alopecia atribuible a una carencia de vitaminas hace aconsejable la toma de complejos de los grupos B, C, D y E, así como suplementos que incluyan magnesio, hierro, cobre, calcio y zinc.

 

close