Cuidados para un pelo sano

Home / Blog / Cuidados para un pelo sano

8 Cuidados para un Cabello Sano

Sin calvicie, lleno de volumen y vida

Millones de hombres y mujeres en el mundo se ven afectado por la alopecia. Es más, más del 50% de los hombres mayores de 50 años sufren de calvicie avanzada. Ciertamente este problema se puede deber a muchos factores, como: la alimentación, desórdenes hormonales y hasta la lotería genética.
Pese a lo anterior tú puedes combatir la alopecia desde muy temprano, cambiando ciertos hábitos de vida. Puede que tu tipo de alopecia sea genética y su curso no se revierta, pero seguramente avanzará mucho más lento si te cuidas adecuadamente.
Quiere tu pelo mientras lo tengas. Seguir unas pautas de vida s

aludables pueden ser la diferencia entre una cabellera abundante o unas prominentes entradas.

8 Cuidados para un cabello sano y evitar su caída

Tu cabello, aunque no lo creas es un órgano más de tu cuerpo, una extensión que tiene tanta vida como tus manos o tus piernas, aunque a veces lo veas opaco y delgado. Por lo anterior tienes que mimarlo y nutrirlo como al resto de tu cuerpo. Lo que nos lleva al primer gran cuidado para tener un cabello sano, libre de alopecia: la alimentación.

consejos para un pelo sano Microfue

Cuidado número 1 para un pelo sano:  No comas, ¡nútrete!

Comer no es más que saciar el apetito con cualquier tipo de alimento, que en ocasiones no le aporta ningún nutriente a tu cuerpo, por ejemplo: las bebidas carbonatadas, la comida basura y hasta las golosinas.
Nutrirse es llenar tu cuerpo de elementos necesarios para su buen funcionamiento. Es darle vitaminas, antioxidantes, minerales y demás elementos que harán que cada sistema del tu organismo funcione adecuadamente, entre estos se encuentra tu cabello, tu piel, los folículos pilosos y hasta el cuero cabelludo.
Aunque no lo creas, una alimentación llena de grasas lo que provoca es tapar los folículos pilosos haciendo que el cabello se vuelva cada vez más fino, hasta que se cierra por completo y ya no crece pelo.

También se da el caso de una carencia vitamínica que termina debilitando el cabello hasta tal punto que parece que no tuviéramos la misma cantidad, aunque sí la tengamos, solo es que el cabello está tan fino que parece menos. Esto puede ocurrir por anemia.

La verdad es que, somos lo que comemos y no podemos vernos muy bien cuando solo nos alimentamos con alimentos muy procesados, llenos de conservantes, grasas y calorías vacías.

Para una buena salud del cabello se necesitan alimentos ricos en los siguientes elementos:
Azufre, fortalece el cabello. (Perejil, chirivías, huevos, queso, etc.).
Cobre, permite sintetizar la melanina del pelo, es decir; menos canas. (Legumbres, frutas, frutos secos, etc.).
Hierro, mejora la oxigenación del cuero cabelludo, lo que repercute en el grosor del pelo. (Verduras de hoja verde, frutos secos, sésamo, etc.).
Magnesio, mejora las reaccione enzimáticas asociadas al cabello. (Frutos secos, legumbres, etc.).
Sales minerales, fortalece el cabello. (Semillas de sésamo, huevo, espinacas, etc.).
Selenio, combate los radicales libres. (Nuez de Brasil, pepino, ajo, champiñones, etc.).
Zinc, estimula el crecimiento del cabello. (Ostras, salmón, chocolate negro, etc.).
Vitamina A, lubrica el folículo y, además, evita la caspa. (Leche, brócoli, melón, etc.).
Vitaminas B, de todos los tipos son necesarias para mejorar la circulación sanguínea. Además, ayudan notablemente a la salud capilar. (Ternera, cerdo, espárragos, etc.).
Vitamina C, necesaria para engrosar el cabello. (Kiwi, fresas, cítricos, etc.).
Vitamina E, mejora la regeneración celular. (Espinacas, brócoli, nueces, etc.).
Vitamina D, esta permite mejor absorción del calcio, elemento necesario para la buena salud del cabello. (Setas, bacalao, huevo, etc.).

No se trata de atiborrarte de suplementos vitamínicos, sino de comer alimentos saludables que te provean de todos los anteriores para que tu cabello siempre este sano y protegido, de adentro hacia fuera.

Cuidado número 2 para un cabello sano; Hidrátate, tu cabello lo necesita

Este cuidado es simple, bebe agua. Evita las demás bebidas, el agua es vida y esto también aplica a tu cabello. Una persona hidratada tiene mejor aspecto, no sólo su cabello, sino también su piel luce fantástica.

Cuidado número 3 para un cabello sano: ¡Cuidado con el sol!

Sí, el sol es increíble y nos hace sentir felices, sobre todo, en esos días de verano, playa y bastante calor, pero al igual que tu piel, tu cabello se daña con la exposición prolongada al sol.
Una manera de protegerlo es usando sombreros que permitan la transpiración, utiliza también un protector solar. Protege del sol tu piel y tu cabello. Truco: come mucho aguacate, este es un potente protector solar.

Cuidado número 4 para un pelo sano: Deja de fumar

El cigarrillo… oh el cigarrillo… cuántos males provoca a nuestra salud. Además, te daremos otro motivo para dejarlo: propicia la caída del cabello, lo afea, lo pone débil, no permite que el cuero cabelludo respire y perjudica la circulación sanguínea. Vaya, íbamos a dar solo un motivo, pero con el cigarro son tantos los contras que es imposible no hacerlo.
Fumar si eres propenso a la alopecia, empeorará la situación aún más.

Cuidado número 5 para un pelo sano:  Relájate, el estrés te enferma

El estrés es el peor enemigo del cabello, de la piel y del equilibrio emocional. Simplemente cuando llega se nota, pero en todo tu aspecto.
El estrés puede hacerte perder el cabello. Sí, como lo has leído, aunque, suene a leyenda urbana el estrés es la primera causa de la alopecia areata.
Una persona con altos niveles de estrés es más propensa a accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y alopecia.

Cuidado número 6 para un pelo sano: Revisa tus rutinas de belleza

Muchos hombres y mujeres lavan su cabello de manera inadecuada. Sobre todo, aquellos que sufren de caspa y cabello grasoso. Estos son los más propenso a usar productos extremadamente abrasivos, grandes cantidades de champú durante el lavado y lo peor de todo, con demasiada frecuencia.
No importa el tipo de cabello que tenga, un exceso de lavados: afectará al pH de la piel y terminarás sufriendo de caspa, mayor cantidad de grasa o sequedad.
Un lavado correcto de cabello implica menos cantidad de producto, que se esparce en el cabello completamente húmedo desde la coronilla hasta la punta. Evita frotar con brusquedad, esto termina acabando con la capa de grasa necesaria para la buena salud de cuero cabelludo.

Cuidado número 7 para un pelo sano: Masajes

El masaje capilar aumenta el riego sanguíneo del cuero cabelludo, nutriendo los folículos pilosos. Además, lo prepara para asimilar mejor los productos que vayamos a aplicar.

Cuidado número 8 para un pelo sano: Evitar el agua caliente

Siempre que laves y enjuagues tu cabello evita a toda costa el agua caliente. Emplear agua templada es lo más adecuado no solo para tu cabello, sino también para tu piel.

 

Ponte en contacto con nosotros para recibir una valoración sobre tu estado capilar de manera totalmente gratuita. Te asesoraremos para elegir el trasplante capilar que mejor se ajuste a tus necesidades.

 

*Estas son unas pautas que hemos reunido en MicroFue que pueden ayudarte a mantener tu cabello sano. No las tomes como una información médica.

Cuidados para un pelo sano
4.7 (93.33%) 3 votos

WhatsApp Logo WhatsApp