10 Medidas para combatir la caída del cabello

Home / Blog / 10 Medidas para combatir la caída del cabello

10 simples gestos para prevenir la pérdida del pelo

La caída sin control del cabello puede derivar en alopecia, una enfermedad que cuando se instala, solo puede ser solucionada a través de los trasplantes capilares. Antes de recurrir a un tratamiento de esta índole, existen diez medidas que puedes comenzar a implementar ahora mismo. No se trata de curas ni de remedios, sino de simples cambios en nuestros hábitos para que tu cabello deje de caerse.

Todos estos factores son esenciales para que el cabello no se caiga, prueba darle un giro a tu estilo de vida y pronto disfrutarás de un cabello saludable, brillante y grueso.

1 – Si quieres mantener tu pelo, cambia tu dieta.

Los estudios demuestran que una alimentación sana es tan efectiva antes como después de los trasplantes capilares. El folículo debe recibir todos los nutrientes necesarios para llevar a cabo su crecimiento y para mantenerse fuertemente asido al cuero cabelludo. Los primeros pasos hacia una alimentación sana son evitar los alimentos tóxicos, tales como las grasas trans y saturadas, y darle la bienvenida a todos los que contengan vitaminas, proteínas y minerales.

consejo para cuidar tu pelo: cuida tu dieta

2 – Toma alimentos ricos en hierro para mantener tu pelo sano.

Es muy importante comenzar a prestarle atención a lo que comemos. El hierro es un mineral que actúa directamente sobre la enzima ribonucleótido reductasa, la cual juega un papel insustituible en el crecimiento celular. Si tomamos en cuenta que los folículos capilares están formados por células, fácilmente nos percataremos de que necesitan ser alimentados de forma correcta para cumplir su ciclo de vida completo.

Por otra parte, se ha descubierto que las células presentes en el folículo, resultan particularmente sensibles a la falta de hierro. En tal caso, quedan inhibidas, con lo que no pueden llevar a cabo la reproducción celular que permita el crecimiento de un nuevo cabello. El resultado de la falta de hierro es la incapacidad del organismo de retener y generar cabellos. Si este problema persiste, la solución es el trasplante capilar.

Algunos de los alimentos que contienen hierro son las carnes rojas, las legumbres, los mariscos y los frutos secos.

Cuida tu pelo tomando alimentos ricos en hierro

3 – Evita el exceso de vitamina A.

Muchas personas que terminaron recurriendo a un injerto capilar, más tarde se dieron cuenta de que su problema había sido originado por el consumo excesivo de vitamina A. Esta vitamina es liposoluble, por lo que tiende a acumularse en el organismo y generar toxicidad si es que resulta consumida en exceso.

Los primeros síntomas de que vas en el camino de la alopecia son la caspa y un cuero cabelludo grasoso que aparece de forma repentina. Por esta razón hay que tener mucho cuidado con los complejos vitamínicos, así como también en no sobrepasarse en el consumo de alimentos tales como pollo, ternera, queso cheddar, mangos y zanahorias.

http://

4 – Lava el cabello cada dos días, mantendrás tu cuero cabelludo sano por más tiempo.

Cuando lavas tu cabello, remueves la grasa del cuero cabelludo, y el problema con esto es que ciertos tipos de alopecia se deben a la pérdida de grasa en la zona. Si tienes cabello rizado, puedes dejar que el agua de la ducha moje el largo, le aplicas un poco de acondicionador y después lo enjuagas. El efecto es casi el mismo y no correrás el riesgo de tener que hacerte un injerto capilar antes de tiempo.

lava tu pelo cada dos días para cuidar su salud

5 – Cuidado con el agua caliente, daña los folículos.

Si no hay en ti problema genético u hormonal alguno, sería una pena que tuvieras que someterte a trasplantes capilares solo por una mala práctica a la hora de lavarte el cabello.

El agua excesivamente caliente hace que el folículo se debilite y se caiga antes de tiempo. Si las temperaturas son extremadamente frías, una buena opción es bañarte primero, para después lavarte el cabello de forma separada.

cuidado-con-el-vapor-y-el-agua-muy-caliente

6 – No abuses del secador, influye negativamente en la salud del cabello.

El calor de este artefacto rompe las proteínas que conforman el cabello y lo terminan debilitando.

No te dejes engañar por el brillo que ese aire a altas temperaturas le confiere a tu cabellera, ya que está dañando la estructura de tu pelo sin que te des cuenta.

Para no tener que hacerte trasplantes capilares, lo mejor es dejar que tu cabello se seque al natural en vez de seguirlo lastimando con el secador.

cuidado con el secador, influye negativamente en la salud de tu pelo y lo daña

7 – Masajea con aceite tu cuero cabelludo.

Los masajes no solo son placenteros, sino que estimulan la circulación en el cuero cabelludo. De este modo, la sangre llega a los folículos con toda su potencia y los fortalece. Para que este ritual también resulte nutritivo, se aconseja el uso del aceite de almendras o de coco.

Incluso se recomienda que las personas que tienen injerto capilar también recurran a esta técnica, puesto que cumple con la misma función de nutrición que la que nos brinda antes de habernos sometido al tratamiento.

masajea tu cuero cabelludo

8 – Cepilla tu pelo cada noche.

El oxígeno es un elemento vital, tanto para ti como para tu cabello. Al cepillarlo, oxigenas el cabello y esto hace que viva más tiempo. Si tu cepillada parte desde el cuero cabelludo, tendrás el beneficio extra del masaje para estimular el crecimiento.

cepilla-tu-pelo-siempre-que-puedas

9 – Si eres mujer, busca una alternativa a la píldora anticonceptiva.

Ciertos anticonceptivos orales suelen acarrear consigo cambios hormonales que pueden derivar en cierto nivel de alopecia. Algunas mujeres optan por resolver este problema mediante los trasplantes capilares, pero siempre tenemos la opción de consultar con nuestro ginecólogo para pedirle opciones al respecto.

busca-una-alternativa-a-la-pildora-anticonceptiva

10 – Disminuye tu nivel de estrés.

Es verdad que no siempre podemos controlar lo que ocurre a nuestro alrededor, pero tenemos la capacidad de decidir hasta qué punto nos afecta. Cuando el estrés se hace crónico debido a una forma de ser cargada de ansiedad y angustia, los efectos que este produce en el cuero cabelludo también se vuelven permanentes.

El estrés hace que la papila dérmica permanezca durante más tiempo en reposo y dilate el momento de crecimiento hasta que el organismo se encuentre más tranquilo. Para que esta situación no se vuelva reversible y solo pueda ser solucionada con el injerto capilar, debemos hallar la forma de encontrar un estado de paz interior.

reduce-tus-niveles-de-estrés.jpg

WhatsApp Logo WhatsApp